Marcela Alicia Álvarez, nutricionista: "nutrición y enfermedades crónicas"

Una alimentación equilibrada y nutritiva no solo fortalece el sistema inmunológico y promueve un peso saludable, sino que también puede ayudar a prevenir una serie de enfermedades crónicas.

Salud, Ciencia y Técnología 08 de junio de 2024 TELEDIARIO.COM.AR TELEDIARIO.COM.AR
Marcela Alicia Álvarez / Lic. en Nutrición M.P. N° 093 / M.N. N° 4604.
Marcela Alicia Álvarez / Lic. en Nutrición M.P. N° 093 / M.N. N° 4604.

En la encrucijada de la salud y el bienestar, la nutrición emerge como un pilar fundamental en la lucha contra las enfermedades crónicas. En un mundo donde las dolencias como la diabetes, las enfermedades cardíacas y la obesidad están en aumento, comprender el papel crucial que desempeña la alimentación en la prevención y el manejo de estas enfermedades se vuelve imperativo.

Desde las primeras etapas de la vida, nuestra dieta juega un papel significativo en nuestra salud a largo plazo. Una alimentación equilibrada y nutritiva no solo fortalece el sistema inmunológico y promueve un peso saludable, sino que también puede ayudar a prevenir una serie de enfermedades crónicas. Sin embargo, el panorama actual de la nutrición refleja una realidad preocupante, con un aumento en el consumo de alimentos procesados, ricos en azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio, y una disminución en el consumo de frutas, verduras y alimentos integrales.

La diabetes, una de las enfermedades crónicas más prevalentes en todo el mundo, está estrechamente relacionada con la dieta y el estilo de vida. La adopción de una dieta rica en fibras, baja en azúcares refinados y grasas saturadas, junto con la incorporación de ejercicio regular, puede ayudar a prevenir y controlar la diabetes tipo 2 de manera efectiva. De manera similar, las enfermedades cardíacas, otra carga global de salud pública, pueden ser mitigadas en gran medida mediante una dieta balanceada que priorice alimentos frescos y naturales sobre opciones procesadas y poco saludables.

La obesidad, un factor de riesgo significativo para una variedad de enfermedades crónicas, incluidas las mencionadas anteriormente, está intrínsecamente ligada a la nutrición. La adopción de hábitos alimenticios saludables que fomenten la saciedad, la moderación y la variedad, combinada con la actividad física regular, es esencial para prevenir y abordar este problema de salud mundial en aumento.

Es crucial reconocer que la nutrición no solo se trata de calorías y nutrientes, sino también de la calidad de los alimentos que consumimos. Optar por alimentos frescos, integrales y sin procesar, limitando el consumo de alimentos ultraprocesados y refinados, es esencial para promover la salud y prevenir enfermedades crónicas.

En última instancia, la nutrición y las enfermedades crónicas están entrelazadas de manera inextricable. Al abordar nuestra dieta con conciencia y conocimiento, podemos allanar el camino hacia un futuro más saludable y vibrante para nosotros y las generaciones venideras. La elección está en nuestras manos: ¿seguiremos alimentando la epidemia de enfermedades crónicas o nos comprometeremos a nutrir nuestro cuerpo y mente con lo que realmente necesitan para prosperar? La respuesta reside en cada plato que elegimos.

MARCELA ALICIA ÁLVAREZ
LIC. EN NUTRICIÓN 
M.P. N° 093 / M.N. N° 4604.
MÓVIL: +54 9 297 429-0290.

Te puede interesar

Expertas del CONICET trabajan en el desarrollo de un innovador recubrimiento para reemplazar los plásticos que se usan en el envasado de carne al vacío

TELEDIARIO.COM.AR
Salud, Ciencia y Técnología El jueves

Es para ser implementado en establecimiento gastronómico de la Ciudad de Buenos Aires de prestigio internacional, con el que se estableció un convenio. Se busca una alternativa sustentable y amigable con el medio ambiente, que asegure la calidad, terneza y sabor del producto en línea con los estándares de exportación.

Lo más visto