"No se pudo concluir en forma categórica la causa de muerte solicitada por la fiscal"

Lo indicó el jefe del Laboratorio Satélite Forense de Catamarca. También declararon el jefe del Área Programática, el director el hospital y la enfermera que acompañó en el traslado.

Catamarca 17 de mayo de 2024 TELEDIARIO.COM.AR TELEDIARIO.COM.AR

Una ronda de seis testigos se presentó ayer, en la tercera jornada de debate por la muerte de Melanie Carrazana, ocurrida en enero de 2021. Por este hecho, los médicos Gabriela Gómez, Alejandra Castro y Marcos Vázquez fueron imputados por “homicidio culposo agravado”. El debate se desarrolla en el Juzgado Correccional de Tercera Nominación. La audiencia es presidida por el juez Javier Herrera. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Víctor Figueroa, quien está acompañado por el abogado de la querella, Pedro Justiniano Vélez. La Defensa es ejercida por los abogados particulares Silvia Barrientos, en representación de Vázquez y Fernando Contreras Del Pino, quien asiste a Gómez y a Castro. 

Uno de los testimonios más relevantes fue el de Hugo Bulacios, jefe del Laboratorio Satélite Forense del Poder Judicial de Catamarca. “No se pudo concluir en forma categórica la causa de muerte solicitada por la fiscal”, remarcó. A la vez, consideró que un shock séptico podría ser la causa más convincente pero no habría certeza absoluta, dado que es posible que el germen sea producto de la contaminación cadavérica. “La autopsia lo da como un supuesto pero no es contundente”, advirtió.

El profesional consideró que si bien la causa de muerte pudo ser una sepsis, no es categórico. “La bacteria pudo haberse originado con la descomposición, postmortem”, aclaró. También indicó que la disminución de plaquetas en la niña podría tener el origen en un shock séptico y que en 24 horas comienzan a producirse los gérmenes. “El responsable del cadáver es el médico, hasta la realización de la autopsia. Si el cadáver era colocado en una cámara apenas muere, eso para todo el proceso de descomposición”, indicó.

A su turno, declaró Griselda Montivero, jefa del Área Programática Nº 9 de Andalgalá. La referente recordó que por entonces, en diciembre de 2020 –contexto de pandemia de COVID-19 mediante-, el Hospital José Chaín Herrera contaba con guardias activas y pasivas. Montivero precisó que el Servicio de Laboratorio era pasivo pero funcionaba a demanda del médico, en cualquier día y horario. “Es el médico quien debe llamar al bioquímico para que haga el análisis; el paciente no tiene que buscarlo”, aseguró. En tanto que la farmacia, en ese momento, no tenía guardias activas. Cuando no había personal, se llamaba al jefe del servicio para que efectuara la entrega.

También declaró la enfermera que acompañó a Melanie en el traslado en ambulancia desde Andalgalá al Hospital Interzonal de Niños Eva Perón (HINEP). Recordó que en todas las derivaciones que efectuó, muy pocas veces la acompañaron los médicos. “Los médicos subían cuando el paciente estaba muy crítico y no se lo podía estabilizar”, contó. Con relación a Melanie, indicó que la niña desmejoró muy rápido en el camino.

Otro de los testimonios que se escuchó fue el de Luis Pasquinelli, exdirector asistencial del Hospital José Chaín Herrera. Recordó que “el médico debía convocar al bioquímico, si no era de 7 a 12. Estaban con atención restringida. Por la mañana se hacía laboratorio”.

Con relación a las derivaciones, indicó que quien decide quién va es el médico de guardia. “Ir con la paciente era criterio de la médica”, sostuvo.

Los últimos testimonios fueron del chofer. Indicó que durante los traslados solían ir las enfermeras y rara vez, los médicos. También declaró un tío de Melanie. Él fue quien realizó la denuncia. “Melanie siempre fue sana”, contó.

Cuarta jornada

Tras esta ronda de testigos, se pasó a un cuarto intermedio. El debate se reanudará hoy, con la comparecencia de una nueva ronda de testigos.

EL ANCÁSTI.-

Te puede interesar
Lo más visto