Últimas Noticias

2023 fue uno de los años con menor cantidad de víctimas fatales

En los últimos 15 años, solo entre 2020 y 2021 hubo una baja sustancial por la pandemia de COVID. El 2023 terminó con 62 fallecidos marcando una tendencia a la baja desde el año 2008.

Catamarca 08/01/2024 TELEDIARIO.COM.AR TELEDIARIO.COM.AR

Entre los años 2008 y 2023 la cantidad de muertos en accidentes viales experimentó dos bajas sustanciales. La primera ocurrió durante la pandemia de COVID-19 en 2020 y 2021 cuando por las restricciones de movilidad impuestas a nivel nacional, el 2020 terminó con 51 muertos mientras que el 2021 finalizó con 54.

La segunda baja, de acuerdo con datos estadísticos propios, de la Nación y de la Provincia, sería el resultado del trabajo realizado a nivel local en la prevención de accidentes viales.

Sin contemplar la época de pandemia, el 2010 fue el que menos muertos registró, con 65 víctimas. Con altibajos la cantidad superó la centena en 2013 con 106 y llegó a la escandalosa cifra de 115 fallecidos en el año 2017.
Desde entonces, la serie marca un descenso. El 2018 tuvo 99 casos, el 2019 registró 70, el año 2022 terminó con 71 y el 2023, con 62 muertos.

De estos 62 fallecidos, 35 fueron motociclistas, 20 ocupantes de autos y camionetas, cuatro peatones, un ciclista, un operario de tractor y un camionero.

De los cuatro peatones, 3 fallecieron en la Capital y uno en Santa María. Los cuatro fueron atropellados por motociclistas.

Según datos aportados por la Dirección de Seguridad Vial de la Provincia, de las 20 personas muertas en auto o camioneta, siete protagonizaron un vuelco lo que, de acuerdo con las pericias preliminares, denota la existencia de deficiencia en el mantenimiento de los vehículos siniestrados, eventual circulación con exceso de velocidad y el no uso de cinturón de seguridad.

En 2023 murieron 12.7% menos de personas que en 2022 y de acuerdo con los mismos datos estadísticos, enero de 2023 fue el mes con más fallecidos al registrar 10 casos. El mes con menos muertos de ese año fue febrero, con dos víctimas.

En cuanto a los departamentos con mayor siniestralidad, Capital lidera el ranking con 15 óbitos, seguido por Valle Viejo y Belén con 7, Santa Rosa y Capayán con 6 cada uno, Pomán, Paclín y La Paz con 5 cada uno, Tinogasta 3, Fray Mamerto Esquiú con 2 y Andalgalá 1.

Capital, Valle Viejo y Belén son los departamentos con más alta siniestralidad por el constante incremento de la motorización al igual que Santa Rosa y Belén.

La edad promedio de los accidentados es de 40 años, mientras que la edad máxima registrada es de 78 años y la mínima de 19.

De los 62 fallecidos el año pasado, el 87% fueron hombres con 54 decesos, y 8 mujeres.

Con más de 40 casos las rutas nacionales y provinciales fueron los escenarios de la mayor cantidad de siniestros. Se destacan las nacionales 38, 60, 64, 40 y 157; y las provinciales 24, 33, 46, 21 y 1.

Motos.

La tendencia respecto a los motociclistas accidentados se mantiene en alza en toda la provincia, con Capital y Valle Viejo como los centros urbanos con mayor concentración de personas motorizadas.

De acuerdo con lo informado por Seguridad Vial, la tasa de motorización en la provincia es de entre 5 y 10% más que la mitad de la población, lo que implica una mayor concentración en calles y avenidas ya que se trata de un medio de transporte más económico.

En varias localidades del interior provincial se detectó que compradores de motocicletas adquirieron sus rodados a empresas que dejaron de existir o simplemente incumplieron con su compromiso de tramitar y entregar las patentes correspondientes.

La circulación de automotores sin las patentes hace que el conductor sea pasible de una multa importante. Desde la Dirección de Seguridad Vial evalúan la situación para dar una respuesta a los damnificados, debido a que hay muchos casos similares.

Además, los rodados no quedaron registrados en las oficinas del ARCA, lo que impide el cobro de tributos.

La mayor cantidad de tránsito se concentra en el Valle Central, lo que se aprecia más en los barrios de la periferia y en las vías de comunicación de acceso al centro.

"Somos optimistas con el trabajo que venimos realizando".

Desde la Dirección de Seguridad Vial provincial, Sergio Leiva advirtió que si bien "un muerto ya es una tragedia, somos optimistas con el trabajo que estamos realizando y cuyo resultado está a la vista". “Nosotros pusimos el marco, concientizamos, capacitamos, intensificamos los controles, instamos a los vecinos y a las autoridades municipales a trabajar, pero lo más importante es que la gente está tomando conciencia sobre la seriedad de la problemática”, agregó.

DIRECCIÓN DE SEGURIDAD VIAL DE CATAMARCA.-

Te puede interesar
Lo más visto