No sale el "ómnibus": LLA insiste en no ceder, pero abre negociaciones con el PRO

Pese a las primeras concesiones de los diputados de Javier Milei para aprobar el paquete de leyes, el radicalismo y el bloque Hacemos quieren modificaciones. El peronismo mantiene su rechazo. Se abre el diálogo con el PRO. Quejas por las terminales del oficialismo

Politica 12/01/2024 TELEDIARIO.COM.AR TELEDIARIO.COM.AR
Congreso de la Nación Argentina.
Congreso de la Nación Argentina.

"No se negocia nada", había sido la premisa de la semana pasada del presidente Javier Milei a sus diputados nacionales para defender el proyecto de ley ómnibus, de desregulación de la economía y achique del Estado. El correr de esta segunda semana de trabajo en las comisiones de Diputados demostraron que el mandato del presidente de la motosierra no se puede cumplir al pie de la letra, pero que a su vez, hay bloques dispuestos a consensuar, pero que desde el oficialismo, cómo dice el leitmotiv de los partidarios del mandatario para castigar opositores, "no la ven".

Esta semana, se realizaron los plenarios de las tres comisiones por las que pasará la "ómnibus": Legislación General; Presupuesto y Hacienda; y Asuntos Constitucionales. Allí expusieron los ministros Guillermo Francos (Interior), Patricia Bullrich (Seguridad), Mariano Cuneo Libarona (Justicia) y Guillermo Ferraro (Infraestructura); el secretario de Energía Eduardo Rodríguez Chirillo y el procurador Rodolfo Barra, entre otros. 

La primera jornada en comisiones habían dejado malestar en la oposición con la exposición de los funcionarios, por ejemplo, de Rodríguez Chirillo en materia energética. En off the record, fueron tajantes: "Hay un alto grado de improvisación".

Más allá de los cortes de micrófono a la izquierda y Unión por la Patria del diputado - ahora reconciliado con Milei- José Luís Espert y las amenazas antidemocráticas de Barra de que "si hay crisis económica no hay Constitución vigente", el mandato de "no se negocia nada" tuvo dos rajaduras. Una vino a raíz del poco eco que obtuvo la reforma política, que tuvo como expositor en las comisiones a Francos. La segunda fue protagonizada por Bullrich, que anunció que daba de baja el artículo sobre la restricción de reuniones de más de tres personas en la vía pública.

Los radicales conjeturaron cómo es el modus operandi del oficialismo para que haya cambios en el proyecto: cuando la oposición pone en los medios una medida que consideran equivocada y encuentra eco en la sociedad, los representantes del presidente de la motosierra "lo venden como que cedieron en uno de los reclamos".

Desde La Libertad Avanza (LLA) anunciaron que la semana que viene se hará una reunión con los jefes de bloque. La expectativa es tener dictamen el 24 de enero y que cualquier modificación que pueda llegar a tener, se hará en el plenario, descartando cambios en el recinto. También minimizaron los arranques violentos de Milei, en los que acusó a los diputados dubitativos de buscar coimas. Tampoco se mueven de la decisión de que la ley ómnibus estacione en solo tres comisiones, ya que atentaría contra la aprobación rápida.

"Milei no quiere ceder ante los radicales. No los quiere, al punto que nos quiere más a nosotros", decía un integrante de la bancada de Unión por la Patria que participó de los plenarios de comisiones, que no entendía la insistencia del Presidente en insultar a una bancada que le puede dar los votos, así como a sus referentes históricos.

Los representantes de Unión por la Patria comenzaron a mirar con desconfianza a los boinas blancas. Primero, por discurso del jefe de la bancada de la UCR en la Cámara baja, Rodrigo De Loredo, al inicio de la semana. Luego, por el acompañamiento en el Senado donde se trató el proyecto de ley de Boleta Única Electrónica, donde PRO, LLA y boinas blancas confluyeron en un dictamen, en base del proyecto que presentó la diputada nacional Graciela Ocaña en 2022.

Semáforos para todos.

Para tratar de avanzar por la vía del consenso en Diputados, el radicalismo creó un proyecto denominado "semáforo", basada en los artículos de la ómnibus en los que no están de acuerdo o a favor y en las que observaron errores. En rojo, figuran los artículos que rechazan de plano (por ejemplo, delegaciones de facultades, privatización de empresas, reestructuración de deuda en moneda extranjera sin pasar por el Congreso), en amarillo los dudosos (juicios por jurados) y los verdes que apoyarian (consolidación de las facultades de la Oficina Anticorrupción).

El semáforo radical circuló en grupos de Whatsapp y eventualmente, se hizo público. "Se equivocaron en filtrarlo", deslizaron desde LLA, dando por hecho que fue adrede. Lo cierto es que fuentes de la UCR señalaron a El Destape que la intención de "armonizar" este proyecto paralelo junto al PRO y el bloque Hacemos Coalición Federal, incluso a sabiendas de que en el partido amarillo varía el grado de las afinidad con el gobierno de la motosierra. Más allá de esto, de no encontrar eco en el oficialismo para las modificaciones a la ómnibus, el radicalismo no descarta avanzar en un dictamen propio.

"Nosotros tenemos nuestro propio semáforo", aclararon desde el bloque Hacemos, donde a su vez reconocen que pueden haber diferencias de criterios en el amplio muestrario ideológico de la bancada, que van de un ex PRO como Nicolás Massot hasta la socialista Mónica Fein, pasando por el peronista Miguel Ángel Pichetto.

"No veo a (Margarita) Stolbizer o a Fein votando la ómnibus, tampoco el DNU", conjeturó un peronista. Otra voz del justicialismo puso en duda la intención de este cuarto bloque. "Hay algunos que, entre 'el todo o nada, están mas cerca del todo'", sugirieron.

"No hablan con nosotros porque saben que no lo vamos a acompañar", dicen desde el peronismo. Sin embargo, observan en las autodenominadas "fuerzas del cielo" una estrategia de buscar los votos en los gobernadores, en aras de que estos intercedan a través de sus diputados. Más allá de esto, afirman que los mandatarios provinciales no están cediendo. 

¿Y el DNU?.

Es que el vasto proyecto ómnibus es, además, la pelea de semifondo detrás del tratamiento del DNU. La comisión Bicameral de  Bicameral Permanente de Trámite Legislativo es la que debe tratarlo. Los representantes del Senado están definidos, pero faltan los de Diputados. Desde LLA alegan que faltan los tres de Unión por la Patria. "Hace cinco días que entregamos la nómina", protestaron desde el peronismo, que consideran que le corresponden cuatro lugares. Como se señaló en este medio, Menem es señalado como el que pone el freno.

Voces del radicalismo informaron que se están realizando trabajando, que inlcuyen al ex diputado nacional Ricardo Gil Lavedra, para que en la Bicameral todavía no conformada se promuevan modificaciones al DNU. También aclararon que no están dispuestos a plegarse al kirchnerismo en el rechazo al decreto del Presidente. "Unión por la Patria es la mancha venenosa", ironizó un diputado que no forma parte de ninguno de estos bloques y que no ve un acercamiento entre los bloques que comandan De Loredo y Germán Martínez.

Coincidencias y ¿teléfono amarillo con la Rosada?.

Pese a este rechazo, peronistas y radicales coinciden en que se debe convocar a los distintos colectivos damnificados por las ley ómnibus y el DNU y que se llame a más comisiones, habida cuenta de la variedad de ámbitos que abarca el pilón legislativo. Del mismo modo, afimaron que deben hacerse presente en las comisiones el ministro de Economía, Luís Caputo, y Federico Sturzenegger, asesor de Milei que fue autor material de gran parte del decreto y la ómnibus. Todavía más 

La queja sobre los interlocutores con la oposición es un punto de acuerdo entre Unión por la Patria, la UCR y Hacemos. Los boinas blancas sostienen que hace falta una mesa de negociación y que Menem reciba a los jefes de bloque de manera conjunta y no individual.

Queda un actor más en esta historia, que es el PRO. "Quieren integrar el gabinete", se escuchó decir a un miembro de la oposición en los pasillos aledaños al Anexo C de Diputados, poniendo en duda la postura del partido amarillo en las comisiones ante el proyecto de ley de LLA, a quien le brindaron apoyo logístico en el balotaje.

Respecto a los contactos de estos con LLA por la ley "Omnibus", las versiones varían. Desde las inmediaciones del sobrino del ex presidente, afirman que él está a cargo de las negociaciones y que del lado amarillo del mostrador aparecen el jefe de la bancada, Cristian Ritondo, pero también agregan a Diego Santilli y, aunque no es del partido macrista, De Loredo.

Desde el bloque del PRO solo reconocen que las negociaciones las lleva adelante Ritondo con Menem, aunque solo son para "ver cómo sigue la semana que viene". En términos de la bancada en su totalidad, afirman que "así como está" no hay respaldo a la ómnibus. "Hay que tocar varias cosas", señalaron, aunque destacaron que el oficialismo cedió en algunos puntos esta semana.

El peronismo afirmaba que los gobernadores no cedían en los operativos seducción del Gobierno, pese a que esta semana Francos mantuvo encuentros con estos. Desde el entorno del ministro estiman que el nexo con el PRO para la ómnibus es Menem. Sin embargo, reconocieron a El Destape que en la reunión que este viernes mantendrán con los mandatarios provinciales de Juntos por el Cambio, el proyecto de ley será un tema a tocar.

EL DESTAPE WEB.-

Te puede interesar
Lo más visto