Educación y privilegios judiciales: las claves del presupuesto 2023

Economía 25/10/2022 Por TELEDIARIO
Diputados trata el proyecto de Presupuesto 2023. Inversión educativa e impuesto a las Ganancias para jueces concentran el debate en la Cámara Baja.
Congreso de la Nación Argentina.
Congreso de la Nación Argentina.

La obligatoriedad del pago en el Impuesto a las Ganancias para todos los miembros del Poder Judicial, junto a al recorte que se proyectaba inicialmente para Educación, serán dos de los principales ejes que se discutirán hoy en Diputados en el debate del Presupuesto 2023, cuyo inicio está previsto para las 12:30.

A estos temas, se le sumarán otros con menor amplificación por parte de la oposición, pero sobre los que también manifestaron rechazo, como lo son los recortes en partidas para Asignaciones Familiares y Tarjeta Alimentar destinados a niños y adolescentes, la excepción del pago del Impuesto a las Ganancias para los adicionales y horas extras que cobran los Camioneros, y las facultades propuestas por el Ejecutivo para subir retenciones en caso de considerarlo necesario. 

Con todo, los mayores debates que se dieron en estos días fueron un supuesto recorte del 15,5 por ciento en el presupuesto educativo, así como el proyecto de incluir a todos los miembros del Poder Judicial en el pago del Impuesto a las Ganancias, cuestión que este año le impediría recaudar al Estado 238 mil millones de pesos, cifra equivalente, por ejemplo, al 115 por ciento del presupuesto asignado al ministerio de Ciencia y Tecnología.

La mayor diferencia exhibida por la oposición en ambas cuestiones, es que mientras existió unanimidad en criticar el presupuesto para Educación, la posibilidad de aprobar un Presupuesto que incluya a los magistrados en el pago de Ganancias dividió la macrismo.

Por caso, el referente en temas judiciales del Pro, Pablo Tonelli, señaló a DiputadosTV que era “muy justo que los magistrados paguen, pero implicaría una disminución en la remuneración que iría en contra del artículo 110 de la Constitución". En cambio, desde el radicalismo se inclinaron por una abstención antes que por una negativa a este artículo, mientras que desde la Coalición Cívica adelantaron que no votarían el Presupuesto en general.

En relación al supuesto recorte del 15,5 por ciento en el presupuesto para Educación, replicado por la totalidad del arco opositor a raíz de un informe publicado por la ONG Observatorio por la Educación, desde el bloque oficialista señalaron a El Destape que el informe fue erróneamente interpretado por la oposición, ya que dicho guarismo no contemplaba la inversión en la función Educación y Cultura, computada entre las denominadas Obligaciones a Cargo del Tesoro, pero que, además, el proyecto de gasto ya fue aumentado para lograr el mismo peso de inversión sobre el PBI del actual año 2021.

En efecto, según se deprende del mencionado Informe, el guarismo del 15,5 por ciento era solo del Ministerio de Educación de la Nación y tal como lo señalan desde el Observatorio no contemplaba la función Educación y Cultura a cargo del Tesoro, que incluye inversiones en estos ámbitos de todo el Estado incluyendo no solo este Ministerio sino todas las otras carteras, algo que, señalaban, también se recortaban pero en una magnitud menor, puntualmente en 4,7 por ciento en términos reales.

Desde el oficialismo, adelantaron además que la reducción se morigeró días atrás por incorporar incrementos adicionales para el Fondo de Incentivo Docente, el Plan Conectar Igualdad y el Programa de Infraestructura del Ministerio de Educación, con lo que se mantendría la inversión en Educación efectuados este año, de 1,28 por ciento sobre el PBI, lo que significa un aumento del 1,2 por ciento en relación a este año por el mismo crecimiento del PBI, y se sigue ubicando por encima del último año del macrismo, donde se destinó 1,1 por ciento, con una inversión 23 por ciento mayor en términos reales en aquel 2019.

Aun así, al cierre de esta nota todavía ninguno de los diputados del Frente de Todos consultados podía informar cuál sería el incremento de las partidas, tanto del Ministerio de Educación como de otras carteras, y como se distribuiría la inversión del 1,28 por ciento sobre el PBI que habían informado que se ejecutaría el año próximo de aprobarse el nuevo Presupuesto.

De hecho, el ministro de Educación de la Provincia Alberto Sileoni había planteado horas antes en diálogo con Futurock que esperaba “que puedan acomodarse los números y que el presupuesto no tenga una merma respecto del anterior", añadiendo que tenía “expectativas positivas de que no va a terminar así el Presupuesto ", y que quería “que se revierta”.

Dudas en la oposición.

La única definición que pudieron dar hasta el momento los diputados del mayor bloque opositor, Juntos, era que buscarían tener una posición unificada respecto al quorum para tratar el presupuesto.

Por el momento, el ala derecha del Pro buscaba impedirlo y replicar la estrategia de este año de dejar sin Presupuesto al oficialismo, a diferencia del sector de centro-derecha de este mismo partido y de los radicales, quienes planteaban la necesidad de dar quorum, sobre todo luego de que se incrementaron los fondos para universidades en 7.000 millones de pesos, .la mayor parte para la UBA manejada por este último partido político-, así como para las becas Progresar y para el Fondo de Incentivo Docente.

La Coalición Cívica, por su parte, ya adelanto que bajaría al recinto pero votaría en contra, a causa del dato, erróneo, del ajuste del 15,5 por ciento en Educación, pero también por las pautas de inflación menores a las proyectadas y la suba de impuestos.

EL DESTAPE WEB.-

Te puede interesar